7 signos de que tu caldera de gasoil necesita una revisión

Revisión caldera de gasoil

Las calderas de gasoil y de gas calientan aproximadamente uno de cada cuatro edificios comerciales. También proporcionan agua caliente para fregaderos y electrodomésticos. Puede encontrar calderas en numerosas oficinas, instalaciones de limpieza, hospitales, hogares, etcetera. Este equipo juega un papel crucial en edificios con necesidades considerables de calor o agua, por lo que es vital realizar un mantenimiento adecuado. Asegúrese de programar una inspección profesional de la caldera si nota alguna de estas señales de advertencia:

1. Fugas de agua

Una fuga puede provocar la formación de óxido o corrosión y, finalmente, infligir un daño severo. Es posible que vea agua en el piso, pero podría permanecer oculta dentro de la caldera; el óxido eventualmente revelará su presencia. Las fugas pueden tener muchos efectos nocivos, que incluyen fluctuaciones de presión, mayor consumo de combustible y sobrecalentamiento. La válvula de alivio podría oxidarse y volverse inoperable. Esto crea un peligro de seguridad significativo.

2. No se enciende

Si la caldera se apaga y se niega a funcionar, es posible que tenga un filtro obstruido o un suministro de aire bloqueado. Las calderas pueden fallar y representar un peligro grave cuando carecen de suficiente aire. Una conexión eléctrica suelta, falla del termostato o escasez de combustible también podría desencadenar este problema. Los inspectores profesionales saben cómo identificar y corregir rápidamente la causa.

3. No genera la suficiente energía calorífica

Cuando una caldera comercial continúa funcionando pero deja de generar suficiente agua caliente o calor, puede necesitar limpieza o reparación. Los depósitos a escala tienen el potencial de disminuir la eficiencia hasta el punto en que la capacidad de un sistema disminuye. Las fugas ocultas de agua pueden representar la raíz del problema. Con frecuencia dan como resultado acumulaciones de mayor escala y una producción de calor reducida.

4. Hace ruidos extraños

Es normal que el motor y la bomba de un sistema de calefacción produzcan varios sonidos. Sin embargo, ciertos ruidos pueden significar problemas importantes. Puede producirse un estallido si se acumula hierro o sedimentos en el tanque de agua caliente. Las bombas a veces emiten zumbidos cuando necesitan servicio. Programe una inspección de inmediato si un quemador de aceite genera un fuerte estampido cuando comienza a funcionar; una explosión es posible.

5. Aumenta el gasto en tu factura

¿Ha aumentado sustancialmente la factura de combustible sin cambios en la temperatura o la demanda? Si es así, un servicio rápido podría reducir los costos de energía y reducir la probabilidad de falla del sistema. Una fuga de agua o combustible puede generar un mayor consumo. La caldera usa más energía para calentar el agua de reemplazo fría si pierde agua caliente existente. Por otro lado, el sistema podría necesitar limpieza o una puesta a punto completa.

6. Desprende olor metálico

Las calderas a veces producen un olor metálico potente cuando ocurren fugas de combustible. Es importante abordar el problema antes de que el equipo se incendie o cause una contaminación ambiental severa. Este olor puede indicar que el sistema también está filtrando monóxido de carbono. Si un olor se asemeja al azufre, la caldera podría necesitar un nuevo ánodo de sacrificio. El olor proviene de bacterias que a veces crecen en aluminio o magnesio.

7. Expulsa monóxido de carbono

Un detector de monóxido de carbono hará sonar su alarma si la caldera libera cantidades significativas de este gas invisible e inodoro. Los miembros del personal pueden sufrir náuseas, vómitos, dolores de cabeza o mareos. Asegúrese de solicitar que un profesional revise todo el equipo de gas y petróleo lo antes posible. Diversos problemas pueden hacer que una caldera libere CO en el interior. Por ejemplo, podría no tener suficiente aire para funcionar correctamente.

Incluso cuando no haya notado ninguna señal de advertencia, es mejor programar una inspección de la caldera si un técnico no ha examinado este equipo durante los últimos 12 meses. Los fabricantes, contratistas profesionales y varias agencias gubernamentales recomiendan inspecciones anuales.

Deja un comentario