Las ventajas principales del coche eléctrico

En la actualidad las principales marcas fabricantes de automóviles están lanzando al mercado nuevos modelos, tanto coches eléctricos como híbridos, presumiendo del carácter ecológico de los mismos Todas estas marcas desarrollan automóviles eléctricos porque no contaminan; pero ¿es eso cierto?¿realmente es porque no contaminan? A continuación, te contamos las principales ventajas del coche eléctrico.

Emisión de gases

Al paso que el turismo de combustión interna expulsa por su cilindro de escape los gases resultantes de las explotes que se efectúan en los tubos, el motor eléctrico no emite ninguna substancia. Esto, que es una ventaja esencial para las grandes urbes, no desea decir en modo alguno que el vehículo eléctrico no contamine. La electricidad que emplea procede, primordialmente, de plantas de energía térmica que sí son contaminantes. Ahora bien, hay que comprender que la polución asociada a los automóviles eléctricos es mucho menos perjudicial que la producida por el vehículo de combustión interna.

Rendimiento

El desempeño de un aparato se define como la relación de la energía empleada dividida entre la energía total consumida esto es, que el desempeño nos deja equiparar que vehículo consume más.

Existen 2 fenómenos que hacen que el turismo eléctrico tenga mejor rendimiento que el vehículo de combustión interna: el primero el es propio desempeño de cualquier trama térmica. Prácticamente 2 tercios de de la energía usada en todo ciclo termodinámico se pierde en forma de calor, y solo una tercera parte termina transformada en trabajo útil. Las máquinas eléctricas no prosiguen ningún ciclo termodinámico y en consecuencia se logran rendimientos muy, muy altos, que pueden superar el noventa por ciento.

Hay que tener en consideración que, si bien el motor eléctrico apenas pierda energía al marchar, la electricidad que emplean estos automóviles a salido de un ciclo termodinámico: el de una central de energía térmica. Tratándose de una central grande se ha perdido menos energía, porcentualmente, que la que se pierde en el motor de un vehículo. Asimismo hay que tener en consideración que las energías renovables con poco a poco más esenciales, y por esto, cada vez generan más energía de la consumida por los coches eléctricos y la renovable no contamina.

La segunda ventaja en el desempeño del vehículo eléctrico se halla en el propio funcionamiento del motor. En ingeniería no se habla de motores o bien generadores eléctricos, se habla de máquinas eléctricas rotativas. Esto nos deja emplear la máquina del vehículo como motor cuando hay que apresurar y como generador cuando hay que frenar, volviendo a utilizar exactamente la misma energía una y otra vez. Esto deja reducir mucho el consumo en urbe.

La autonomía en los coches eléctricos

Los vehículos tradicionales guardan su energía en el depósito de comburente, fabricar un vehículo con mayor autonomía es tan simple como acrecentar el tamaño del depósito. Esto no sucede con el vehículo eléctrico, los automóviles eléctricos guardan su energía en baterías que, generalmente, son grandes y carísimas.

Esto complica mucho hacer turismos eléctricos económicos con muchos quilómetros de autonomía, lo que sumado a la presente escasez de electrolineras, supone el mayor inconveniente al turismo eléctrico. Otra alternativa que se ha probado consiste en las pilas de hidrógeno, mas esta tecnología tiene por lo menos 2 inconvenientes

Simplicidad de los vehículos eléctricos

Un turismo híbrido marcha de una forma muy complejo, por el hecho de que al conjuntar 2 tecnologías, tiene la dificultad del motor de combustión interna y la dificultad del motor eléctrico. En cambio, un vehículo plenamente eléctrico es muy simple. Existen poquísimos fabricantes en el planeta con la capacidad de desarrollar motores de combustión interna, no obstante un motor eléctrico es tan simple que aun puede hacerse a mano, además de esto un vehículo eléctrico no precisa marchas ni embrague.

No es que tenga un cambio automático; es que, sencillamente, el motor eléctrico puede marchar a altas revoluciones, conque no precisa marchas. Un turismo con motor eléctrico apenas tiene partes móviles: No tiene sistemas hidráulicos que precisan ser purgados, ni sistema de refrigeración, ni bujías, ni pistones que requieran de sistema de lubricación con aceites singulares. Tampoco tiene cilindros ni bombas de presión para desplazar el comburente, no precisa carburador para entremezclar gases ni actuadores mecánicos para supervisar las distintas partes: Solo cables.

Mas duradero y menos gasto de mantenimiento

Un vehículo eléctrico apenas tiene componentes en comparación con un turismo de combustión ¿Cuantas visitas al taller provoca la caja de cambios o bien el embrague? ¿Cuántas veces hay que mudar las bujías? ¿cuantos vehículos han fallecido al quedarse sin agua o bien sin aceite? El turismo eléctrico no solo es más simple de diseñar y fabricar, sino además de esto va a tener menos mantenimiento y vas a durar más, y en cuento mejoren las baterías, van a ser más económicos.

Beneficios del coche eléctrico para el medio ambiente

Al no tener pistones ni bielas, ni ninguna otra parte móvil, salvo el rotor, los motores eléctricos casi no producen ruido ni vibraciones que puedan contribuir a la contaminación sonora de las ciudades.

Esta contaminación puede quedar atrapadas en los núcleos urbanos durante días o semanas dependiendo de las condiciones climáticas, afectando gravemente a la salud de millones de personas. Además de no contribuir a la contaminación global del planeta, los vehículos eléctricos no afectan a la salud de las personas que viven cerca de esos vehículos. Son muchas las grandes ciudades como México DF o Londres que regularmente se ven forzadas a restringir el tráfico de coches en determinadas vías: normalmente los coches eléctricos están exentos de este veto.